miércoles, 15 de octubre de 2008

Pluralismo, tolerancia y multiculturalismo.

Por Samuel A. Benavides H.



Presentación.



En el presente trabajo, trataremos el tema del pluralismo, tolerancia y el multiculturalismo, y si estos valores se pueden aplicar a la realidad de nuestro país.

En este ensayo, nos preocuparemos de abordar el tema del siguiente modo: primero daremos a conocer las implicancias del pluralismo y la tolerancia, su forma de aplicaciones a nuestro país, la realidad de la inmigración y la implicancia que tienen en órganos democráticos.

En un segundo punto se enfrentaran los conceptos de pluralismo y multiculturalismo, explicando cada uno de los conceptos, como se diferencian sabiendo que el pluralismo camina de la mano con la tolerancia, y el multiculturalismo se une a la intolerancia producida por la exaltación de las diferencias culturales, y en que se diferencian los fines que cada valor persigue.

Por último y, a modo de conclusión, plantearemos que valor es posible aplicar en nuestro país, si es posible vivir en pluralismo, o mejor dicho, tener tolerancia y vivir en armonía con las distintas realidades que nos rodean a cada uno y ser capaces de tomar decisiones en consenso con los demás miembros de la sociedad, pues si bien, desde el otro lado de la vereda, podemos vivir en una ciudad, o mas bien, un país multicultural, en donde las diferencias exaltadas nos permiten progresar teniendo como principal motor de la historia al conflicto entre la diferentes culturas que existirían en nuestro país, y las consecuencias que tendríamos( a nivel de ficción) en lo regional, y en lo referente al continente, es decir, a nivel de país.

Pluralismo y Tolerancia.

En la sociedad Chilena, se encuentran aspectos de pluralidad y tolerancia como aspectos democráticos[1]. Pero en la actual vista del Gobierno en un sentido de la sociedad más allá de lo legal o constitucional, se ha dado fomento, aunque no se ve en la realidad social.

Claramente se identifica, en la realidad social, un nivel de intolerancia hacia el extranjero o extraño, ya que su cultura es distinta, y los patrones del Estado-Nación (que esta en crisis por la globalización) como el enardecimiento de una identidad nacional se ven envueltos en un conflicto de valores.

Se puede identificar factores que no están integrados en una unidad pluralista y tolerante de parte de la población, la apertura de la sociedad abierta está envuelta a índices de multiculturalismo internos como por flujos migratorios externos creándose problemas concretos con los “extraños o extranjeros” (Sartori, 2001, las comillas son propias del texto), que propagan una serie de problemas sociales.
Aquí no vale el excluir a los extranjeros, se trata de convivir con ellos para que exista una sociedad abierta, no es el de imponer su o nuestra cultura, hay que tratar de que cada ente social de la nación no pierda su propia identidad.

Es difícil para una sociedad poder identificar la realidad de los conceptos de pluralismo y tolerancia. Giovanni Sartori (2001) identifica este problema y da como referencia definitoria ambos conceptos. “Se comprende que tolerancia y pluralismo son conceptos distintos, pero también es fácil entender que están intrínsecamente conectados. (…) pluralismo presupone tolerancia (…) pluralismo intolerante es un falso pluralismo. (…) la tolerancia respeta valores ajenos, mientras que el pluralismo afirma un valor propio. Porque el pluralismo afirma que la diversidad y el disenso son valores que enriquecen al individuo y también a su ciudad política”[2], en Chile existe un problema social por la variedad de identidades que se fomentan, la migración extranjera que trae mas culturan que chocan con la nacional y que no existe un proyecto propio para poder adaptar la variedad de culturas, la globalización esta en todas partes de la unidad nacional, la gente convive con variadas culturas pero no puede respetar esa variedad por ende la cultura propia choca con otras tratando de imponerse una única y homogénea.

El Estado-Nación entra en crisis tras el proceso de globalización, creando nuevos valores como la tolerancia y el pluralismo, es sentirse nacional como identidad se pierde y existe un conjunto variado de identidades que chocan en la cultura. Ya la entrada de inmigrantes transforma a la sociedad, se puede convivir pero el respeto no esta internalizado como una cultura total de tolerancia, si se relaciona el pluralismo con la tolerancia existirá de hecho una sociedad abierta, la cual en Chile solo de forma política se puede ver reflejada.

Distintos organismos independientes democráticos o no tratan de enardecer la identidad nacional y estos por ende crean barreras para el surgimiento de respetos a la diversidad imponiendo su cultura por sobre la otra.

Las diferentes ideologías que fomentan lo nacional por sobre lo extranjero, crea serios conflictos de valores encausados en la violencia hacia grupos minoritarios y hacia los mismos inmigrantes, ya que como valor de vida esta el sentirse orgullosos de su nación y que los extranjeros son sus enemigos mas cercanos ya que para ellos traen los grandes males de la sociedad creándose grupos extremo nacionalistas que intolerantemente fomentan una cultura de terror en la sociedad.

Esto pasa mas por el tema mismo de la crisis del Estado-Nación, ya que si bien es un proceso propio de la globalización esta presente desde antes, ahora se ve como una representación de poder de los grupo que no están dispuestos a permitir que sus valores raíces y creencias nacionales o extremo nacionales se vean pasadas a llevar.

Si se ven estos dos valores (pluralismo y tolerancia) dentro de la sociedad Chilena, creo que debería hacerse dos aclaraciones, primero que si existe el hecho que existen diversidades de culturas, posiciones e ideas ya que el proceso de localización como derivado de la globalización hace que la gente interactué y rehaga parte de una determinada identidad, debería por lo mismo tener una propia que sea la de identidad nacional y preservarla, segundo y siguiendo con lo mismo, al preservar esta identidad , los grupos nacionalistas o de extrema no estarían ocupando como insignia de violencia la perdida del sentimiento nacional ya que al verse segura este valor , no existiría la necesidad para dividir al conjunto nacional. Por otra parte si la tolerancia es una de las variantes del pluralismo, o sea, que trabajan juntos para que la sociedad abierta exista como tal (Sartorio, 2001, pp. ) Debería entenderse como una cultura nacional de la sociedad y para ella, integrar a cada uno de los entes sociales una indicación de los que es el sentirse nacional, y aprender a convivir con ello.

Pertinentemente, se podría tener una sociedad abierta en el sentido global pero hay que realizar un cambio en la estructura cultural de la gente para poder aceptar la tolerancia como el tener una verdad en cada uno de los individuos y respetar así la del otro aunque este equivocado, con ello el pluralismo estará encausado en la sociedad Chilena.

Multiculturalismo y pluralismo:

Como ya se ha dicho en clases, como también los autores vistos, el multiculturalismo y el pluralismo no son sinónimos, dependientes el uno del otro y menos están ligados (como lo señala Sartori), sino estos se contraponen ya que uno, el pluralismo, “afirma que la diversidad y el discenso son valores que enriquecen al individuo y también a su ciudad política” por tanto es “una disposición tolerante y, estructuralmente, asociaciones voluntarias no impuestas”[3]. Esto se contrapone a lo que se señala por multiculturalismo, el mismo Sartori señala como “agresivo e intolerante”. Lo señala como agresivo e intolerante porque el multiculturalismo, al ser una derivación de la escuela marxista, busca la sedición de la sociedad y al ya no existir la lucha de clases se hace necesario un campo de batalla para que el conflicto, como motor de la historia, se lleve a cabo, la lucha se ha trasladado buscando ya no separar en clases (proletaria y burguesa), sino la separación se da por creencias valores, religiones y todo lo que signifique un valor cultural distinto, provocando así una sociedad intolerante que busca imponer su superioridad por sobre las demás.

Estos puntos son sumamente distintos ya que uno busca el consenso, busca un vivir armónico dentro de una ciudad, sin llevar grandes roces que provoque un estallido entre seres que poseen distintas creencias y que por tanto persiguen fines distintos , poseyendo cada cual una concepción distinta sobre un mismo tema, esto en una sociedad pluralista genera tolerancia, y como ya se ha dicho antes, esta es entendida como la capacidad de respetar las verdades de otros individuos, pero siendo concientes que su verdad esta equivocada, ante esto la sociedad llega a un nivel de aceptación, a un nivel en donde la comunidad vive en una relativa armonía, y digo relativa por los conflictos interpersonales no los que resultan de las verdades individuales, donde las relaciones se dan de manera independiente de las concepciones de la vida, existiendo consenso y en algún sentido paz.

Mientras el multiculturalismo es una concepción antípoda ala de pluralismo, son valores distintos, puesto que este es todo lo contrario ya que el multiculturalismo lo que busca es una sociedad no liberal(recordando que Sartori señala al pluralismo como una idea liberal) los multiculturalistas buscan una diferenciación de culturas dentro de una sociedad, y aun más, buscan potenciar ciertas diferencias logrando así un una nueva forma de sociedad, dividida, segmentada, de cuerdo a sus valores lo cual puede generar distintas consecuencias, entre ellas se puede contar una relación de interdependencia, que en el caso del pluralismo es con la tolerancia, en este caso seria con la intolerancia, pues al exacerbarse las diferencias provoca un clima hostil al los que son diferentes, esto acarrea el nacimiento de polos extremos que dividen a la nación y que podría llegar a hacer nacer los estados-naciones, como una nueva forma estructural del estado sumergido en la globalización. Estos polos extremos pueden dividir a la nación y provocar grandes conflictos (esto como ficción) que pueden llevar a un mal fin.

A modo de conclusión

Tras todo lo expuesto podríamos decir que el pluralismo es un fenómeno que seria totalmente aplicable a la sociedad chilena, ya que tanto la sociedad chilena, así como gran parte de las sociedades mundiales esta inmersa en un modelo de sociedad dominante, este modelo es un modelo de sociedad liberal. Es por esta misma razón que como sociedad Chile, podría ser vista como una sociedad pluralista, puesto que permite la existencia de distintos pensamientos, como señala Sartori, es una sociedad abierta que acepta a inmigrantes que resultan ser un verdadero aporte para la sociedad y los fines del estado, esta sociedad chilena pluralista tiene la cualidad, Como muchas otras en el mundo, de respetar las opciones de vida de todos, este valor, pluralismo, producto de la globalización se ha expandido permitiendo así una sociedad donde impera el respeto y el consenso, donde se es capaz de vivir junto a los diferentes.

Siendo esto así, al multiculturalismo no se puede aplicar por completo a la realidad del chile actual, por el siguiente motivo: siendo el multiculturalismo una instancia donde se promueve la diferenciación cultural, provoca grandes divisiones, los cuales compiten entre si para logar una cierta hegemonía por sobre los demás, esto acarrea consecuencias que terminan por dividir a los individuos, los vuelve intolerantes ante realidades distintas a las que le son propias a un determinado individuo, generando una situación de conflicto, que ante su vista ( la del multiculturalista) no es negativa, sino una instancia propia de la convivencia entre seres que genera un avance en la historia y en la globalización, genera otra instancia dentro de ella, no propia al multiculturalismo, que es la glocalización.

Ante los ojos pluralistas este fenómeno es negativo, pues el pluralismo al ser interdependientes con la tolerancia, el multiculturalismo es una instancia de división ,ante nuestra mirada, puede estallar en una causa de guerra civil pues exacerbar las diferencias crea regionalismos extremos, a nivel de continentes nacionalismos extremos y conflictos con los países vecinos que pueden terminar aislando al uno del otro creando conflictos que lejos de ser beneficiosos, provocan destrucción y calamidad.

Es por esto que la idea del multiculturalismo no se puede aplicar, fielmente a sus principios, en nuestro país, pues en este instante donde nuestra sociedad esta superando divisiones producidas por actos del pasado, y nos guía a una época donde habría rivalidad ya no exista, vivir el multiculturalismo daría pie a estas divisiones a ser aun mas grandes, produciendo choques sociales de gran magnitud, llevándonos lejos de las supuestas buenas consecuencias de la globalización.

Es por esto que este supuesto, multiculturalismo no puede ser aplicado en Chile, llegaríamos a un conflicto que produciría mayores diferencias a las que hoy tratamos de superar y terminar con nuestra transición.


[1] Constitución política de la República de Chile, CPR Art. 4° D.O., Santiago, Chile, 24 de octubre de 1980.
[2] Sartori, Giovanni. “La sociedad multiétnica. Pluralismo, multiculturalismos y extranjeros”. Editorial Taurus, Grupo Santillana de Editores, S. A., traducción de Miguel Ángel Ruiz de Azúa, Madrid, 2001,pp.
[3] Sartori, Giovanni, “la sociedad multiétnica, pluralismo, multiculturalismo y extranjeros”, editorial Taurus, grupo Santillana de Ediciones, S. A. , traducción de Miguel Ruiz de Azua, Madrid, 2001.